En el año 2013 (que se dice pronto) te recomendé el restaurante Shibui y, sobre todo, su reservado con el tatami donde quedar con tu grupo de amigas y tener una velada tranquila.

Ayer, tal y como te comenté en instagram, tuve la oportunidad de ir de nuevo a ver un cambio de rumbo. Hace poco que ha cambiado de dueños, de gestión, de carta y un poco de decoración.

Sigue siendo un restaurante enorme a dos plantas con dos ambientes y los dos reservados que es lo que me tiene a mi más enamorada. De hecho, me gusta tanto que incluso cerré la planta de abajo hace unos años para poder celebrar ahí la despedida de soltera de mi amiga Marina y poder cenar todas tranquilas en grupo y a puerta cerrada.

Desde hace un tiempo que el Shibui forma parte de un grupo de jóvenes restaurantes japoneses – Grupo Shiaadi – con otros locales en Blanes y en Cardedeu.

Al llegar al nuevo restaurante el nuevo equipo ha cambiado la carta y la cocina incorporando recetas nikkei (japones-peruano) y brasileñas y ajustando un poco más el ticket medio a alrededor de 35€ por persona aproximadamente.

Si lo tuyo son más los menús, que sepas que al mediodía tienen dos versiones: uno por 19€ y otro por 21€.

Te dejo aquí un pequeño resumen de algunos de los platos que probé ayer y que puedes pedirte cuando vayas:

Carrer Urgell 272