Te encanta el japonés y has probado varios en Barcelona… Visita Shibui para ver raciones enormes con una calidad buenísima. Lo mejor del restaurante, reunirte con varios amigos para cenar juntos en un reservado como el de las fotos, sin zapatos, sentados en el suelo, y pasándolo en grande.
Te recomiendo:
  • Yakisoba, fideos a la plancha con carne,verduras y langostinos
  • Kushiyaki brochetas de buey wagyu 
  • Hotate Kushiyaki brochetas de vieira
  • Yaki Gyoza empanadillas de carne y verdura
  • Yasai Tenpura tempura de verduras
  • Spice Tuna Uramaki uramaki de tártar de atún picante
  • Tataki Uramaki uramaki de langostino tempurizado con láminas de aguacate y atún en tataki
  • Chocolate Oshiruco Sopa de chocolate con islas de mochi
2013 06-06 2013 06-04 2013 07-59

Encuéntralo en c/ Urgell 272

Ver mapa más grande

If you love Japanese food and you’ve already tried some restaurants in Barcelona visit Shibui for big quantity and best quality. They also have a private room to have a typical Japanese dinner with a group of friends sitting on the floor, no shoes… and having fun. I recommend you:
  • Yakisoba,
  • Kushiyaki
  • Hotate Kushiyaki
  • Yaki Gyoza
  • Yasai Tenpura
  • Spice Tuna Uramaki 
  • Tataki Uramaki
  • Chocolate Oshiruco
2013 06-06 2013 06-04 2013 07-59

Find it at c/ Urgell 272

Ver mapa más grande

Todo el mundo me conoce como Barcelonette. Soy madre, empresaria, filántropa, inquieta y una ninja de la agenda. Hace 10 años aposté por mi y me convertí en la CEO de mi vida y de mis empresas. Me defino como "Life Designer": Ayudo a mujeres a convertirse en la CEO de su vida a nivel profesional y personal. Desde el 2006 comparto en este blog tips, trucos y herramientas para estés más sana, más guapa, más libre y más segura de ti misma. Al nacer mi hija en el 2016 busqué lugares donde inspirarme y conocer mujeres con ganas de comerse el mundo. Como no lo encontré, creé el Club Barcelonette.

4 Comentarios

  1. me encanta Shibui! La semana que inauguraron el local yo fui a cenar con unos amigos. Recuerdo que en la mesa de al lado estaba Kyril de Bulgaria con varias personas más. La cuestión es que aunque la comida era espectacular y el local también, el servicio que nos dieron ese día fue pésimo y así lo hice saber por email en una reclamación a la web del restaurante.

    Me contestó el gerente, amabilísimo. Se disculpó por esa primera de caos, puesto que la asistencia de clientes había superado todas sus espectactivas. Y se ofreció a volvernos a invitar a las mismas personas a cenar, gratis, pera poder resarcirnos.

    Al poco volvimos, cenamos de maravilla (cortesía del local) y pudimos comprobar que, efectivamente, habían mejorado en el servicio y todo estaba mucho más coordinado.

    Desde entonces vamos a menudo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.