Sí, has leído bien: cómo hacer yogur casero en el lavavajillas.

¿Te has planteado alguna vez cocinar mientras se lavan los platos? No, no, no…. No me refiero a que mientras se laven los platos te pongas a cocinar sino a que cocine el lavavajillas por ti.  ¿Que no te lo crees? Pues prueba de hacer este yogur casero en el lavavajillas con un recipiente hermértico y ya verás ya… Prueba y luego me cuentas.

Necesitas:

  • 2 botes de cristal de un poco más de medio litro herméticos. Los de legumbre cocida sirven.
  • 1 yoghurt natural.
  • 1 litro de leche entera.
  • Si lo quieres espeso 3 cucharadas de leche en polvo.

Preparación:

En un recipiente grande ponemos todos los ingredientes y los mezclamos. Repartimos la mezcla entre los dos botes y los cierras con sus tapas. Los metes en el lavavajillas con los platos, el jabón, el abrillantador, etc. Como los botes están cerrados con su tapa hermética no entrarán los productos de lavado, así que tranquila.

Pon el lavavajillas preferiblemente por la noche en el programa de 45º-50º. Es muy importante respetar la temperatura porque con el calor las bacterias empezarán a funcionar y a fabricar el yogur casero en el lavavajillas. Si lo pones a más temperatura no saldrá. ¡Ah! Y no abras el lavavajillas hasta la mañana, lo metes en la nevera y al mediodía ya te puedes comer un yogur fantástico.

Y si te ha gustado esta receta de yogur casero en el lavavajillas y quieres seguir cocinando con este método note pierdas el libro Cocinar con el lavavajillas de la italiana Lisa Casali, ed.Larousse ISBN 978-84-15785-14-9

¡Ala! A lavar los platos

Todo el mundo me conoce como Barcelonette. Soy madre, empresaria, filántropa, inquieta y una ninja de la agenda. Hace 10 años aposté por mi y me convertí en la CEO de mi vida y de mis empresas. Me defino como "Life Designer": Ayudo a mujeres a convertirse en la CEO de su vida a nivel profesional y personal. Desde el 2006 comparto en este blog tips, trucos y herramientas para estés más sana, más guapa, más libre y más segura de ti misma. Al nacer mi hija en el 2016 busqué lugares donde inspirarme y conocer mujeres con ganas de comerse el mundo. Como no lo encontré, creé el Club Barcelonette.