Uno de los últimos posts de este año lo dedicaré a las gafas, para entrar en el nuevo año viéndolo todo diferente, viéndolo todo más glamuroso. Como ya incluí en el post del 12 de noviembre «Hoy me pondría», las gafas grandes de pasta negra o marrón de concha pueden dar el toque final al look y más si no puedes prescindir de ellas.

Las gafas como un accesorio más y al estilo Parisino

Sí, no son baratas y menos si hay que graduarlas pero vale la pena y ¡en la variedad está el gusto! Para mi, lo ideal es tener varios modelos de gafas según las necesidades del día… Conciertos, looks, trabajo… hay que adaptarlas igual que el resto de nuestra imagen. Y viendo alguna que otra foto y vídeos por youtube así como mis blogs favoritos, como no, nos llega el look bohème chic con toques parisiennes: gafas grandes de pasta, maquillaje sobrio, boinas de lana y mucho mucho glamour com la de la foto de arriba.

El look British, también en voga

Las gafas que más se acercan al estilo super-gafa-pasta-de-concha son estas de D&G como las de la foto con un look muy British como los que se presentan en la web.
Colección D&G eyewear

Las gafas de ojos de gato

Sin embargo, espero y deseo que el estilo de gafas que lleva Scarlett Johansson en la película The Spirit no se ponga de moda, y si vienen, me costará… Demasiado ochentero para mi gusto. Me constaría mucho combinarlo con mi armario!

Scarlett Johanson The spirit - gafas ojos de gato

¿Con cuál de estos tres estilos te quedas?
Barcelonette · Blog de moda de Barcelona

www.barcelonette.net

Xenia Alonso
Todo el mundo me conoce como Barcelonette. Soy madre, empresaria, filántropa, inquieta y una ninja de la agenda. Hace 10 años aposté por mi y me convertí en la CEO de mi vida y de mis empresas. Me defino como "Life Designer": Ayudo a mujeres a convertirse en la CEO de su vida a nivel profesional y personal. Desde el 2006 comparto en este blog tips, trucos y herramientas para estés más sana, más guapa, más libre y más segura de ti misma. Al nacer mi hija en el 2016 busqué lugares donde inspirarme y conocer mujeres con ganas de comerse el mundo. Como no lo encontré, creé el Club Barcelonette.