Dicen de la Malcontenta que era una mujer que fue una esposa y madre cariñosa, inteligente, guapa y divertida, que jamás encontraba nada lo suficientemente bien hecho. Todo lo comparaba con la luna y nunca estaba ni contenta ni satisfecha. El hotel pretende ser la casa que ella soñó y que no tuvo la posibilidad de conseguir.

Un hotel pequeñito construído en una masía rodeada de campo verde y playas vírgenes en pleno Empordà. Las habitaciones, organizadas unas al lado de las otras en bungalows a pie de campo os darán la intimidad suficiente como para salir al jardín en vuestro albornoz y disfrutar de una mañana de lectura en plena naturaleza.

Muy cerca de Palamós y a una hora y pocos minutos de Barcelona es el lugar ideal donde escaparse un fin de semana con una maleta ligera. Alrededor del hotel hay un montón de rutas forestales, vías verdes, caminos de ronda y como no, la playa de Castell, la única playa virgen de la Costa Brava a la que se puede llegar con las bicicletas que tendréis aparcadas en la puerta de vuestro bungalow. También muy cerca y en función del mes se celebran las habaneras de Calella de Palafrugell o Llafranch u otras fiestas tradicionales como el mercado medieval de Calonge.

Ideal para un fin de semana romántico de desconexión, relax y diseño. 

Más info.

3 Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.