Sí, lo admito. Estoy en plena fiebre del crochet tras el taller que hicimos hace unas semanas con algunas socias del Club.

La verdad es que desde entonces que no puedo parar. Le doy a la aguja cada vez que tengo unos minutos libres (soy muy pocos) o cuando voy de copiloto en el coche y nos vamos de fin de semana. En lugar de mirar el paisaje durante hora y media me dedico a dar puntadas (solo si las peques duermen en el viaje).

Tener este reto para final de verano me divierte, me relaja y me motiva muchísimo. Hacer este tipo de cosas es terapéutico y lo podemos tomar como mindfullness. Algunas salen a meditar yo este verano doy puntadas.

Os dejo algunas de las ideas que me apetece probar por si te animas a compartir conmigo esta nueva afición. Como verás en las fotos de abajo te las he ordenado de más fácil a más difícil siendo las dos últimas una opción divertidísima y muy coqueta para la habitación de los peques.

¿Con cuál te quedas?

susimui

susimuy
moldesypatrones.com

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.