La República de la Unión de Myanmar (antigua Birmania, en época de los colones ingleses hasta 1948) es uno de los países más grandes del sudeste asiático y sin embargo uno de los más desconocidos.

Limita al norte con China, al sur con el mar de Andamán, al este con Laos y Tailandia, y al oeste con la India, Bangladés y el golfo de Bengala.

El país fue gobernado por una dictadura militar desde 1964, a partir de ese año sólo se han celebrado elecciones en dos ocasiones. Como parte de un régimen de represión arrestó a líderes opositores, como la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi. La junta militar se disolvió oficialmente el 30 de marzo de 2011, con la inauguración del nuevo gobierno.

Escojimos este destino como viaje de novios, junto a Tailandia, hace poco más de un año, ya que es un país que no hacía mucho que se había abierto al turismo, y además nos habían hablado muy bien de él.

La verdad que nos dejó boque abiertos y con muchísimas ganas de volver, es un país fantástico para los amantes de los paisajes, la naturaleza, la espiritualidad y el contacto con la gente, no pueden ser más amables y cariñosos. Sin agobios, sólo paz y naturaleza.

Nuestro guia Turín, el mejor guía de la historia, nos acercó a pueblos remotos, a ceremonias tradicionales, y a caminos inexplorados y nos explicaba cada detalle de la vida en este país, de sus creencias y tradiciones. Con un castellano perfecto, aprendido como muchos guías viendo ‘Ana y los siete’ en el canal TVE internacional, algo que nos hizo muchisima gracia.

Para las que os animéis a visitar este país os detallamos una pincelada de nuestra ruta, estuvimos tres semanas, así que he escogido los sitios que más nos gustaron, pero si queréis información de cualquier cosa no dudéis en escribirnos y encantadas de daros cualquier consejo.

Empezamos por Yangon, antigua capital, ahora es Napidiyó, y una de las ciudades más importantes de Myanmar. Con aire colonial y edificios gubernamentales de la época de los ingleses. Yangon tiene el privilegio de tener la pagoda más grande del mundo, la pagoda Shwedagon, con más de 2,000 años de antigüedad. Visitamos también el impresionante Buda Reclinado Chauk Htat Gyi y el colorido mercado de Bogyoke.

yangon

A continuación fuimos a una de las ciudades más espectaculares y espirituales que hemos visto y que seguramente veremos, Bagan. Incluso Marco Polo dijo ‘Bagan es uno de los espectáculos más hermosos del mundo’. Antigua capital de varios reinados, es una ciudad que llegó a albergar más de 4.000 templos, algunos pagodas (con reliquias de Buda) y otros stupas (con pinturas y budas del s.V). De los que quedan se pueden visitar varios y vale la pena subir a los más alta¡os y ver el atarceder descalzos sintiendo el calor de la piedra, es lo más espectacular que hemos vivido nunca. Incluso sobrevolarlo en globo, es lo más de lo más, sólo lo hacen en temporada alta (de noviembre a marzo), ya que en verano es época de monzones.

IMG_2175

Otro de los ‘must’ de Myanmar es el Monte Popa, o monte de los monos, es un volcán extinguido desde el que se pueden contemplar unes vistas espectaculares. Es lugar de veneración de los ‘nats’ espíritus de Myanmar y hay que subir 777 peldaños hasta la ermita a lo alto de la montaña, descalzo y esquivando monos de mala leche (y sus caquitas…). Deporte de riesgo total.

IMG_2201 1

Los paisajes de montaña de este país también son preciosos, visitamos Kalaw y Pyin Oo Lwin, la ‘Cerdaña’ de los colonizadores ingleses en Myanmar, vamos. Su lugar de retiro montañero, lleno de edificios coloniales y paisajes de montaña preciosos.

IMG_0770

Vale la pena visitar el monasterio Mahagandayon, donde viven y estudian más de 1000 monjes. Cerca encontráis el Puente de U Bein, el más largo del mundo construido de teca.

También muy chulo Pindaya, unas infinitas cuevas repletas de miles de imágenes de Buda colocadas por los peregrinos a lo largo de los tiempos. Imágenes doradas, ya que para poder pasar a mejor vida hay que contribuir en algún templo o poniendo pan de oro en alguna imagen, así que el color dorado inunda Myanmar, un país con un 90% de población budista.

IMG_1121

Y para nosotros junto con Bagan uno de los sitios más espectaculares, el Lago Inle, un lago de 100km de largo por sólo 5km de ancho y más de 200 aldeas a su alrededor con huertos, mercados y casas flotantes. Es una gran experiencia pasear con barca por este lago, ver la destreza de los pescadores que reman con el pie, aves impresionantes y unos atardeceres difíciles de olvidar. Vale la pena pasear entre los extensos campos de arroz, y visitar las aldeas flotantes de las mujeres girafa, originarias en realidad de Myanmar, pero que fueron trasladadas a Tailandia para el turismo. Actualmente, y gracias a Dios es una practica que ya no se hace, así que las mujeres que usan estos anillos en el cuello ya suelen ser de edades avanzadas.

IMG_1294

No se si con este breve resumen os habré enganchado las ganas de ir, es tremendamente díficil poder expresar lo que te hace sentir este país, fue el viaje más importante de nuestra vida, pero además acertamos el 100% en elegir este destino, que lo recomiendo con los ojos cerrados.

Fuente historia Myanmar: Wikipedia
Fotos: Diana Llanas & Carles Pizarro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.