Esta semana queda con tus amigas en el restaurante Loria, ¡os gustará!

Ya sabéis que la sección restaurantes es una de nuestras favoritas aquí en Barcelonette. Nos encanta ir en busca de nuevos rincones donde cenar cuando quedamos con amigos/as para tomar algo y ponernos al día. Tenemos una lista tan tan larga que más vale que nos pongamos las pilas para probarlos todos… Encima cada semana vamos añadiendo nuevos rincones; ¡es un no parar!

El descubrimiento último que hemos hecho es el restaurante Loria, mítico y hacía por lo menos un añito que quería descubrirlo. Mi intención era visitarlo con una mesa grande para un grupo en su reservado pero finalmente aprovechamos el calorcito y las noches largas de verano para estar en la terraza cubierta.

Pedimos una selección de platos de la carta para compartir (éramos 4) y para que vayas abriendo boca aquí tienes las fotos para que vayas preparando papilas gustativas: tataki de atún, langostinos rebozados, ensalada de fresas, pulpo, huevos poché con mayonesa de berenjena, lenguados y rapes de segundo para cada uno y un variado de postres que fue el colofón final de la degustación.

¿Te ha dado hambre? Lo entiendo.

restaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonetterestaurante loria barcelona barcelonette

Roger de Llúria 35
934 12 33 72
Xenia Alonso
Todo el mundo me conoce como Barcelonette. Soy madre, empresaria, filántropa, inquieta y una ninja de la agenda. Hace 10 años aposté por mi y me convertí en la CEO de mi vida y de mis empresas. Me defino como "Life Designer": Ayudo a mujeres a convertirse en la CEO de su vida a nivel profesional y personal. Desde el 2006 comparto en este blog tips, trucos y herramientas para estés más sana, más guapa, más libre y más segura de ti misma. Al nacer mi hija en el 2016 busqué lugares donde inspirarme y conocer mujeres con ganas de comerse el mundo. Como no lo encontré, creé el Club Barcelonette.