¿Preparada para hacer frente a las comilonas y salidas Navideñas? El pistoletazo de salida se da durante La Purísima. Hoy Ana Alexandre te da 5 tips para que este año lo hagas bien y evites que en fin de año te aprieten los tejanos.

Damos por inaugurada la temporada de los excesos, de los “extras” de chocolate, turrones, alcohol y a las horas y horas sentadas alrededor de una mesa llena de comida. Si eres de las que no puedes dejar ni una comida con amigos, ni una fiesta de amigos invisibles con los del trabajo, las del cole, las de la uni, las mamás del cole, las primas, las cuñadas… porque estas reuniones Navideñas te dan la vida, si no quieres renunciar a hacer algún que otro pecadito pero sin embargo quieres hacerlo sin caer en excesos y mantener tus hábitos saludables, te doy mis 5 tips para sobrevivir a las fiestas sin subir de peso.

Las fiestas navideñas no son una excusa para empezar a comer el 6 de diciembre hasta el 10 de enero

  1. Mantén tu rutina de ejercicio: Agéndate los momentos para hacer ejercicio como si fueran reuniones súper importantes e inamovibles. Así no te perderás ninguna sesión. Todo lo que necesitas son 12 a 20 minutos diarios pero con una condición: Sé constante. Toda la comida extra, la bebida y las fiestas te sentarán fatal si no mueves tu cuerpo por lo menos un par de veces a la semana.
  2. Vigila la calorías líquidas: Las calorías vacías del alcohol se asimilan muy rápidamente. Un vaso de vino tiene 130 calorías y los  cócteles tienen entre 150 – 400 calorías… No te digo que no brindes ni que dejes de tomarte tus copitas… Lo que puedes hacer es alternar cada bebida alcohólica con un vaso de agua. Además, el alcohol estimula el apetito. Ojo con los picoteos.
  3. Llena la mitad de tu plato con verduras  y proteína:  Con el plato lleno de verduras, evitarás comer demasiado alimentos ricos en calorías y en especial los fritos. Las proteínas ayudarán a que te mantengas saciada por más tiempo y así podrás probar un poco de todo, sin comer en exceso.
  4. Disfruta conscientemente: Los festivos son días, no semanas. Prueba un poco de vino, chocolate, turrón y neulas o barquillos pero, las fiestas navideñas no son una excusa para empezar a comer el 6 de diciembre hasta el 10 de enero. Divertirte durante del descanso navideño no quiere decir olvidarnos completamente de las rutinas saludables.
  5. Relájate: Si eres de las que después de un pecadito extra cuando te sientes hinchada etc. te sientes mal y culpable… No te culpes. Primero que no sirve de nada que te hagas eso a ti misma… Encima conseguirás que lo que tanto te ha divertido te siente mal. Y sobre todo, no pienses que tu esfuerzo se ha ido al garete y arrases con el turrón que queda en la cocina porque “de perdidos la río”… Lo hemos hecho todas.

¿Cuál de estos 5 consejillos te va a ser más útil?

Cuéntanos en los comentarios si te gustan las fiestas, las comilonas y cuál es tu punto flojo en cuanto a caprichos y quedadas para celebrar estas fiestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here