¡Postureo que te veo!

2
55

Ay Postureo… ¿Qué será de nosotras?

Esta mañana me desperté como cualquier día común, solo que había algo diferente… Parece ser que mis astros no estaban muy alineados, y en búsqueda de un soplo de esperanza abriendo instagram… Me topo con la realidad paralela de las blogueras, instagramers, famosas, youtubers… de este mundo llamado Tierra.

Despertarte con este calor sofante, mi pelo esta mañana ha decidido tener vida propia y no había manera de que me quedara bien, mis ojeras no había quien las cubriera, 3 señores granos asomaban al exterior, y para colmo, no tenía inspiración suficiente para vestirme con gracia.

A ver, se puede saber ¿cómo lo hacéis?, ¿podríais darnos unos consejos de cómo ser una “mujer perfecta”, como vosotras, durante cada día durante el resto de mi vida?

Siempre contentas, agradecidas, felices, bellas, perfectas vestidas, sin una ojera o granito y sin frío en los pies en invierno y sin calcetines… Y es que las redes sociales están haciendo demasiado daño.

Parece ser que si no estás perfectamente maquillada, con el ondulado al natural, en una cafetería alternativa del barrio donde el café tiene dibujitos (el mío es normal), con un novio que misteriosamente saca buenas fotos (el mío no hay manera, oiga), con un perro con más fans que Pluto o comiéndote una hamburguesa con patatas sin engordar ni un gramo no eres apta para estar en las redes.

¡Ah! Además, como una foto no es suficiente también hay que enseñar casas Pinterestinas y rutinas “perfectas”. ¿Tendrán ellas esos momentos de sofá y peli con el pijama oversize, moño mal hecho, una rayada monumental por haber discutido con tu pareja, amiga/o, familiar?

¿Dónde quedan las mujeres reales? Las que orgullosas se ponen un bikini con el flotador incorporado en las carnes, las que les gusta charlar con sus amigas, no importando el dónde sino el con quién, las que pelean con sus parejas sin pretender vivir en una utopia, las que muchos días tienen un mal día, las que no saben qué ponerse, las que discuten con el novio porque después de 50 fotos ninguna es digna de publicar ni de imprimir para hacer un álbum (el brazo se ve gordo, no aparece la palmera, no he metido barriga, … ¿qué clase de plano es este?) y mil etc…

¿Creéis que es realmente necesario mostrar una vida “perfecta”?, ¿un cuerpo “perfecto”?, ¿un fondo perfecto?, ¿cuánto de lo que vemos es real?

Encuentro que hay generaciones muy susceptibles en las redes, niñas o niños que toman como referencia esos ideales “perfectos”, que la influencia de lo que hacen y cómo lo hacen se convierte en objetivo de vida y estamos colaborando a que estén eternamente insatisfechos. ¿Alguien se ha parado a pensar en el efecto fulminante que tiene eso para las personas?

El postureo se ha convertido en la realidad de las redes sociales y es difícil ver personas reales. Aunque con esto surge otra pregunta… ¿Realmente nos gustaría ver la realidad?

Parece que esté reñida. A nosotras nos gustaría hablar y ver a mujeres reales: las que viven en un bucle eterno de contradicciones. Las que se comen la hamburguesa y disfrutan pero también quieren adelgazar. Aquellas que no tienen un cuerpo 10, aquellas que a final del día están agotadas y a duras penas tienen tiempo para ir al gimnasio… Mujeres que se dejan guiar por los consejos de las redes para poder sacarse más partido… ¿Qué hay de esas mujeres reales? Las mujeres reales no tienen tiempo, o eso parece…

Mujeres “perfectas”, perros virales, cuerpos 10 os invitamos a que volváis a un mundo no paralelo, que aquí se vive bien, que no necesitamos tantos filtros en nuestro día a día y lucir, comer, dar consejos desde esta perspectiva es más realista. ¡¡¡Y de eso si que estamos hambrientas!!!

PD: Necesitamos más gente real en nuestro mundo.

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con este post, yo soy una mujer normal, soy ingeniero en informática, tengo un horario de trabajo de 8am a 5pm y tengo que levantarme todos los días a las 6 am, preparar el desayuno, y el almuerzo o comida para llevar, en una hora muchas veces no me da tiempo de tanto, y luego de cocinar tomo mi desayuno corriendo, jejeje, luego una ducha rapida, de ropa me pongo lo primero que encuentro (cuando estoy cansada, aunque siempre intento de estar combinada o tener algo de armonía al vestir), me pongo maquillaje (no salgo de casa sin eso, jejeje) y debo salir a las 7 am de casa para coger el bus + tren + bus y luego llegar a mi trabajo. Luego de la oficina tengo curso de idiomas (uno intensivo) y llego a casa a las 10 pm de lunes a jueves, con poco tiempo para darme una ducha, cenar y dormir (quisiera tener más horas para dormir, pero no las tengo) escasamente tengo tiempo para ir al gym con este ritmo, así que lo hago de viernes a domingo, cuido mi figura regularmente y llevo una alimentación saludable, mi meta es preservar mi salud. Pero ya toda esa rutina es demasiado, en este momento no tengo hijos, no me quiero imaginar cuando eso pase.
    La verdad es que si, hoy día se les da mucha atención a esas personas en redes sociales, mal autodenominadas ‘influencers’, influencian es para cargar el mundo con cosas que no valen la pena, por lo que yo veo ellas no tienen trabajo y muchas son hijas de papa y mama, asi que entiendo porque no trabajan. Poco espacio para las normales como tú y como yo que estoy segura que aportamos mucho más que solo postureo en la vida, pero parece que así vamos en el mundo, creo q el mundo prefiere ver ese surrealismo… yo quisiera saber cómo hacer para que el mundo voltee la mirada hacia las cosas más reales o mejor aún, hacia causas más necesitadas de atención.
    Gracias por el articulo y hacerme reflexionar!
    Un saludo,
    Maria

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here